Ir al menu principal

 

 

 

 

 

 
Ver Fotografias de Murales Comunitarios
 

Con Palabras, música o color, pintamos un mundo mejor

 

 

 

Quienes Somos Que es El Mural Comunitario

 

 

 

 

Mural Comunitario

Documentos

Miedo

Tengo miedo.
Miedo de partir,
Miedo de quedarme;
Miedo a la distancia,
Miedo a la ausencia;
Miedo a que digas si,
Miedo a que digas no.
Y entre miedo y miedo
Tengo también miedo
A perder el miedo.

Next

Para Vivir

Pinté la locura
En una ciudad desconocida;
La pinte desnuda
Y con los labios rojos;
Con los cabellos sueltos
Y con sandalias.
La pinte a media noche
Cabalgando sobre besos de verano,
La pinte en una navidad
Con fuegos pirotécnicos
Y con parques iluminados de manos.
La pinte para que la vieran al pasar

Y para que se enamoraran de vivir.

Next

Justiniano Salas

 Warner Benítez

Justiniano Salas, que dedico su vida entera al servicio de la Iglesia, generando un ejemplo de humildad, de solidaridad y de servicio en el occidente antioqueño y en la zona de Urabá durante la segunda mitad del siglo XX. Una persona que ratifico la vocación por los pobres llevando una vida de acompañamiento y amor a los campos olvidados de Urabá.Se dice que Justiniano tenía un reino…

Se llamaba Justiniano, como el Emperador; pero no le gustaba el imperio, ni  gobernar sobre nada; y contrario a eso amaba más la simpleza y la libertad que a todos los tesoros.

Su reino se extendía por los profundos cañones de occidente,  por las montañas, desde Peque hasta San José de Urama, desde Paramillo hasta Apartadó: Este era un reino construido con pisadas y con palabras dulces. Él, que nunca se quejó del cansancio, del hambre o de los años, viajó por cordilleras, por caminos y carreteras para llevar palabras de esperanza, celebrar los cultos campesinos y  ayudar en alguna siembra.

Parecía lento, encorvado y diminuto, con su bordón de guayabo sosteniéndole los pasos; con su sombrero roto ocultando sus dolores: No montaba a caballo porque pensaba que los caballos eran para el paisaje o para el lienzo de los artistas.  No pedía retribuciones porque creía que el dinero era para el Cesar y para los vicios citadinos.

En cada vereda había una flor sembrada por su mano, también  un pantano con las huellas de sus botas de caucho; y en cada rancho, por lejano que fuese, había dejado  plegarias espontáneas horneándose en los fogones  de leña.

Él,  era como uno de los yarumos de paramillo o como una piedra Gris del Rio Urama: Constante, contundente, simple. Un elemento propio del paisaje. Y por eso un día, cuando sus pasos ya se hacían muy lentos y su cuerpo muy pesado, a la mitad de una larga caminada, un arroyuelo viejo que le compadecía, lo llevó  a su lecho, le  abrazó como se abraza a los amigos, le acaricio su rostro maquillado por los años, y volvió a correr…

Se dice que Justiniano tenía un reino, un reino que comenzaba en el nacimiento del río, junto al cerro de paramillo, y terminaba en el otro lado de la noche: En la eternidad.

Urabá

 Warner Benítez

Cerca esta el mar aunque no se ve; aunque no se siente el viento fortalecido que llega a las costas, cerca esta el mar. Es que aquella ciudad salida de la vorágine de la urbanización de finales del siglo XX y de las luchas territoriales de grupos armados, de accionar indiscriminado, aunque no tiene a la vista inmediata las marinas olas fuertes del atardecer, es mucho mas que otras el centro indiscutible de la cultura urabaense y obtiene su gracia de los significantes que provee el mar. Porque Apartado ciudad a la que me refiero- aparece como un acto de fe que se vive día a día, lidiando con la arrogancia del calor que pocas veces encuentra respiro en una corriente de aire freso. Es como si se habitase 50 metros abajo del nivel del mar. Sobrevivir al calor es ya un acto admirable. Pero la promesa del océano esta ahí, en la piel, en la voz sonora y melodiosa de las muchachas, en el aire resuelto de los chicos que atraviesan la ciudad con el vértigo propio de la temprana edad y la ausencia temporal de las amenazas que representa una larga tradición de disputas militares

    E-mail: wwar86@hotmail.com

Inicio